Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

CONTACTOLOGÍA

La contactología trata de la adaptación de lentes de contacto. Las motivaciones principales de uso son: la estética, para hacer deporte, por su visión más natural y por su comodidad.

 

En primer lugar, el optometrista valora la graduación, el estado de la visión binocular, así como la salud del sistema visual, con especial atención a la córnea, conjuntiva, párpados y estado de la lágrima.

 

En la adaptación de las lentes de contacto, se mide la curvatura de la córnea con la ayuda de un queratómetro o topógrafo, para determinar el radio de las lentes y su tamaño y que éstas se ajusten cómodamente al ojo.

Topografía de una cornea normal

Existen dos grandes familias de materiales en lentes de contacto: las blandas y las semirrígidas, También, hay las adaptaciones especiales y  las adaptaciones más habituales son de uso estándar. Estas suelen ser blandas, de hidrogel de silicona, con un paso de oxígeno muy alto para que los ojos respiren, muy cómodas y la mayoría de las veces, de renovación frecuente (se renuevan cada día o al mes).

 

Las adaptaciones especiales pueden ser:

 

a- Orto-K: es una técnica en la que se llevan de noche las lentes de contacto. Estas hacen un cambio temporal en la curvatura de la córnea. Durante el día, la persona ve nítido. Así se debe hacer mientras se quiera que duren sus efectos, ya que cuando se dejan las lentes de contacto, el error refractivo devuelve.

 

b- Control de miopía: en personas en que los está aumentando la miopía, se ha visto que tienen un mayor desenfoque periférico hipermetrópico. Ahora hay unas lentes de contacto de geometría inversa que el corrigen. El efecto buscado es el de retardar esta progresión. Los resultados de recientes estudios clínicos demuestran que es así.

 

c- Queratocono: es un adelgazamiento de la córnea, con aumento de curvatura y de la miopía, que se da especialmente en adolescentes. La córnea se vuelve muy irregular, se deforma. Las lentes de contacto normales no tienen una buena estabilidad. Se han desarrollado muchos diseños en función del grado en que se encuentre el paciente.

 

d- Post-lasik: hay personas que después de la operación de miopía, se les vuelve a salir. Como el láser ha modificado la curvatura de la córnea, las lentes de contacto normales no se estabilizan bien.

 

e- Post-traumáticas: a veces, después de un accidente, la córnea puede quedar dañada. Normalmente, debido a la cicatriz, la córnea es irregular, con la consecuente pérdida de claridad en la imagen. Hay unas lentes de contacto que restablecen la regularidad y por tanto, la nitidez de la visión

 

f- Filtros: los daltónicos se pueden beneficiar de unos filtros específicos para mejorar la visión del color y los disléxicos, aumentan su rendimiento.

 

g- Cosméticas especiales: después de una patología grave del ojo en que se haya perdido la visión, puede pasar que el efecto estético no sea agradable. En estos casos, hay unas lentes que simulan el iris natural para restablecer el aspecto normal.

 

El aprendizaje de la manipulación de las lentes de contacto es fácil y no requiere, en general, demasiado rato. Sí es importante ser limpio y respetar las recomendaciones de uso.