Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Filtros para patologías

Cuando se estudia la visión de una persona, normalmente se mide hasta qué agudeza visual máxima llega. Haciéndolo de esta manera, es suficiente para la mayoría de casos.

 

Puede suceder que la persona presente una mala visión a causa de un origen patológico. Entonces, conviene investigar sobre la sensibilidad al contraste. Existen muchas enfermedades en las que se afecta. Esta característica de la visión nos permite explicar mucha sintomatología.

 

De todos modos, en la vida real, no estamos mirando letras muy pequeñas de alto contraste o letras grandes con poco contraste. Es mucho más relevante para una persona la línea de las actividades de la vida diaria. Esta línea está delimitada por la agudeza visual y contraste máximo. En esta zona del gráfico está la mayoría de objetos, que no son ni muy pequeños ni muy grandes, ni mucho ni poco contrastados.

 

Esta línea de actividades de la vida diaria, cuando hay una enfermedad, se mueve hacia abajo y la izquierda. Las personas con poco contraste y poca visión tienen dificultades, por ejemplo, cuando se mueven porque no distinguen bien los contornos, no diferencian bien donde empieza y termina un escalón, ...

 

Los filtros para patologías no mejoran la agudeza visual porque hay un origen orgánico. Lo que sí hacen es mejorar el contraste. Para algunas patologías, como por ejemplo, la degeneración macular asociada a la edad, se puede llegar a mejorar mucho. La curva de actividades de la vida diaria se desplaza hacia la derecha.

 

Existen otras enfermedades (retinopatía diabética, cataratas, retinosis pigmentaria, glaucoma, atrofia óptica, albinismo, neuritis óptica, ...) en las que también mejora la calidad de vida.