Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Lentes de contacto para el control de la miopía

La miopía se ha convertido en el error refractivo más habitual en todo el mundo. En el mundo occidental, se está llegando a un 40% de la población joven y en ciertos países asiáticos incluso por encima del 80%. La miopía no es sólo un problema de desenfoque. En miopías altas, hay más riesgo de cataratas, glaucoma o problemas de retina.

 

No es extraño, pues, que haya mucha investigación sobre cómo evitar su aparición o disminuir su cuantía. En su origen hay factores genéticos, pero también ambientales. La genética es relativamente estable. Los hábitos de vida han cambiado mucho en los últimos años. Existe mucha más lectura, más ordenador, tablet y móvil y más tiempo en interiores.

 

En los últimos años, se ha resaltado mucho el papel de la luz solar. Cuanto más tiempo estén los niños en el exterior, menos miopía pueden desarrollar. Ahora se cree que este ha sido el factor más importante que ha cambiado más en los últimos tiempos.

 

Pero, como la vida que llevamos es básicamente en interiores se han buscado otras vías. La atropina es un medicamento que instilado a dosis muy bajas ha demostrado que es muy efectivo en evitar el progreso de la miopía. Como no se sabe sus efectos a largo plazo y también, por sus efectos secundarios de visión borrosa y fotofobia, no se ha llegado a aplicar (sólo en investigación).

 

También, se ha probado de graduar las gafas con un poco menos de miopía, pero actualmente se desaconseja totalmente porque se ha demostrado que no funciona.

 

Las lentes de contacto normales o los cristales de las gafas enfocan la imagen exactamente sobre la retina, de esta manera se ve una imagen nítida. Como la retina no es plana, sino curvada en su periferia, en esta zona la imagen queda enfocada por detrás. Se ha descubierto que los ojos utilizan el desenfoque periférico para iniciar la señal de incremento de la miopía.

 

Se han desarrollado unas lentes de contacto blandas con un diseño especial en la periferia para evitar este desenfoque periférico por detrás de la retina. Las lentes de contacto semirrígidas de orto-k también consiguen hacer lo mismo, pero modelando la córnea. Los estudios clínicos muestran una reducción media del incremenento de la miopía elevada

El desenfoque periférico por detrás de la retina causa la señal inicial para incrementar la miopía

El desenfoque periférico por delante de la retina no inicia un proceso de miopización