Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Microscopio

El microscopio fue inventado en el siglo XVII. En su diseño más básico, está formado por un objetivo y un ocular.

 

El objeto a observar se coloca cerca del foco del objetivo, ampliando la imagen, que a la vez también será magnificada por el ocular.

 

En los microscopios, suele haber varios objetivos montados en un revólver giratorio. Las potencias más habituales van de 5x a 100x. También, es usual poder intercambiar los oculares. Las potencias más normales son de 5x y 10x, pero pueden llegar a 15x y 20x.

 

La potencia total de un microscopio se obtiene de multiplicar la potencia del objetivo y del ocular. El aumento máximo de un microscopio óptico es de 1500x o 200 nm de resolución. Estos límites son debidos a la difracción de la luz.

 

Existen dos categorías principales de microscopios:

 

a- Microscopio clásico: es para estudiar muestras microscópicas. El objeto está casi tocando al objetivo. La luz pasa a través de la muestra. Grandes aumentos.

 

b- Microscopio estereoscópico: es para estudiar muestras más grandes. El objeto está bastante separado del objetivo. La luz se refleja en la muestra. Pocos aumentos. Hay dos oculares para poder tener una visión en tres dimensiones.