Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Prismáticos

Unos prismáticos están formados por unos objetivos, unos oculares y unos prismas. La ventaja principal es que al haber un tubo para cada ojo, permite la observación en tres dimensiones, teniendo sensación de profundidad para realizar el cálculo de distancias.

 

El foco es aquel punto donde se enfocan los rayos que vienen de muy lejos. Entonces, se hace coincidir el foco del objetivo con el del ocular. Haciéndolo de esta manera, la imagen sale con un ángulo muy superior al que veríamos si lo hiciéramos sólo con los ojos directamente. El resultado es una imagen mucho mayor.

 

Los prismas son necesarios para poner la imagen derecha. Si no existieran, veríamos las imágenes invertidas. Existen los prismas de Porro, que son los dibujados en la foto, y los prismas de techo, que son los que van montados en los prismáticos que son rectos, más finos.

 

Hay diferentes tipos de prismáticos:

 

a) Prismáticos de teatro: suelen tener de dos a tres aumentos. Suelen ser baratos porque no necesitan ningún sistema con prismas para invertir la imagen, ya que el ocular es una lente negativa.

 

b) Prismáticos uso general: el aumento usual es de siete a doce. Necesitan un sistema con prismas de Porro o de techo para invertir la imagen. Por este motivo, pesan más que el tipo anterior. Para aumentos mayores, necesitan un trípode para estabilizar la imagen