Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una condición que se puede dar en personas diabéticas. El azúcar afecta los vasos de la retina. Entonces estos pueden dejar pasar sangre y otros líquidos hacia la retina, engrosándola y provocando visión borrosa.

 

Cuanto más años hace que se tiene diabetes, más posibilidades hay de sufrir la retinopatía diabética. La clave es llevar un control muy bueno del azúcar, haciendo una dieta equilibrada y practicando regularmente alguna actividad deportiva.

 

En los estadios iniciales no se tienen síntomas, por eso es muy importante hacer revisiones periódicas. En casos más avanzados, hay visión borrosa, flotadores (observan objetos en el exterior, como sombras que en realidad están producidas por células en el interior del ojo), distorsión y pérdida progresiva de agudeza visual.

 

Existen dos estadios de la patología. El primero es la retinopatía diabética no proliferativa, Las paredes de los vasos pequeños de la retina esta debilitados y se forman microaneurismas (son como esferas pequeñas). Según la severidad se pueden ver pequeñas hemorragias, exudados lipídicos, rosarios venosos y edema en la mácula. Hay anoxia (falta de oxígeno) de forma prolongada. Los tejidos reaccionan creando nuevos vasos para alimentarla. El problema es que son muy frágiles y sangran con facilidad, produciendo hemorragias. Todo este cuadro se puede complicar con la formación de tejido cicatricial, que puede provocar un desprendimiento de retina por tracción. También, puede aparecer el glaucoma (aumento de presión en el ojo que estropea el nervio óptico).

Retinopatía diabética no proliferativa con hemorragias y exudados lipídicos (puntos blancos)

El tratamiento es médico. Cuando hay edema en la mácula (la parte del ojo responsable de la visión del detalle) la visión queda muy afectada. L'oftalmòleg administra inyecciones de anticuerpos monoclonales (bevacizumab, ranibizumab, ..) o corticoides (triamcinolona). Cuando afecta al resto de la retina, y según la severidad, los tratamientos son fotocoagulación con láser, vitrectomía y crioterapia.

Mácula normal

Edema en la mácula