Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

TERAPIA VISUAL

Según la Asociación Optométrica Americana, se puede definir terapia visual como una secuencia de actividades neurosensoriales y neuromusculares para rehabilitar y mejorar las habilidades y el procesamiento visuales.

 

En la práctica, la terapia consiste en una serie de ejercicios, muy simples de realizar, ordenados en un orden de más fácil a más difícil, para entrenar a las diferentes habilidades de la visión, cada una por separado y luego de una manera integrada

.

El material utilizado suele ser simple: lentes, prismas, filtros, oclusor, programas de ordenadores, así como otros aparatos.

 

Normalmente, se hacen los ejercicios en la óptica o la consulta del optometrista cada ciertos días y en casa todos los días, un rato. Lo importante es ser constante para desarrollar e integrar en la vida diaria las habilidades entrenadas.

 

Hay dos grandes bloques de terapia visual: binocularidad y percepción

 

Binocularidad:

 

a- Problemas de visión binocular: existe una visión binocular, pero ineficiente, que causa síntomas y molestias a la persona. La terapia se encarga de entrenar las vergencias (convergencia y divergencia), acomodación y la motilidad.

 

b- Problemas de falta de binocularidad: cuando los ojos están desalineados se produce el estrabismo. Cuando un ojo está siempre desviado, se vuelve vago. La terapia sirve para estimular y recuperar la visión de este ojo, a veces junto con la oclusión. Después, se hacen ejercicios para mejorar la coordinación entre ambos ojos y que se alineen de nuevo. La cirugía es necesaria si la desviación es grande.

Percepción:

 

a- Problemas de eficiencia visual: son muy similares a los problemas de visión binocular y se arreglan de la misma manera.

 

b- Problemas de procesamiento de la información visual: implica aspectos no motrices de la percepción y cognición visual y su integración con los sistemas motor, auditorio, de lenguaje y de atención. Se hace terapia de la lateralidad-direccionalidad, integración visuo- motora, coordinación motora fina e integración visuo-auditoría.

 

c- Visión deportiva: unas habilidades visuales a máximo rendimiento pueden marcar la diferencia en deportes muy competitivos. Así, se puede entrenar: la coordinación ojo-mano (en el béisbol, los bateadores necesitan anticipar y picar una bola que va muy rápida); la percepción de la profundidad mejorada (corredores de motocross, esquiadores, ... van muy deprisa por terrenos irregulares); la capacidad de seguimiento de una pelota (en el baloncesto, tenis, ping-pong el balón es muy veloz); la visión periférica (para ser conscientes de la posición de los rivales); ...