Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55

Tratamientos de las lentes

Antirreflejante: es un tratamiento de superficie para eliminar los reflejos que se producen en cada cara de la lente. Mejora el contraste y la agudeza visual y disminuye el deslumbramiento. Se colocan varias capas de diferentes materiales para que entre la luz incidente y la reflejada en cada superficie exista un contraste de fase, por lo que se anulen entre ellas.

Existen diferentes tipos d'antireflexants:

 

a) Luz azul: la luz que llega a los ojos está formada por rayos ultravioleta (UV) (200-400 nm) y por la luz visible (400-700 nm). La luz violeta (400-440 nm) y el azul (440-500 nm) corresponden a la longitud de onda corta. La córnea absorbe hasta 300 nm y el cristalino hasta 300-400 nm

 

En la retina, están los fotopigmentos, que son los responsables de captar la luz. Los hay de tres tipos diferentes: los que reaccionan a la luz de día (nos dan la visión de los colores), la rodopsina para cuando hay poca luz y la melanopsina, que sirve para modular la función pupilar y el ritmo circadiano.

 

En la luz solar, el UV, el violeta y la luz azul son responsables de la fototoxicidad de la luz UV-azul en un 67%, 18% y 14%. En la actualidad, pasamos mucho rato delante de los dispositivos electrónicos (ordenadores, tablets, smartphones), con luz de LED que emiten luz azul. Esta es un factor de riesgo en el desarrollo de la degeneración macular asociada a la edad.

 

Las lentes con filtro de luz azul tienen el pico de absorción a 440 nm. A partir de este valor, las lentes dejan pasar toda la luz, ya que a 460 nm está el máximo de absorción de la melanopsina, que regula el ritmo circadiano.

Son el tratamiento más avanzado en la actualidad. Muy apropiado para personas que pasan tiempo ante la pantalla del ordenador, tablets, móviles, ... Se pueden distinguir porque el color del reflejo es más violeta. También, hay un fabricante que ofrece un filtro infrarrojo adicional para mejorar la salud ocular y disminuir la aparición de arrugas en la piel.

b) Filtro UV: los rayos que pasan a través de los cristales son filtrados por el material. Los que se reflejan en la cara interna de la lente entran en el ojo. Este tipo de antireflejante elimina los rayos reflejados, consiguiendo una protección total al UV.

 

c) Para conducción nocturna: el antireflejante está optimizado para las luces led o de xenón de los coches, haciendo mucho más fácil conducir por la noche.

 

d) Fácil limpieza: encima del antireflejante se pone una capa hidrofóbica, con propiedades anti-estáticas, antiadherentes y deslizantes para evitar que se ensucien con facilidad.

 

e) Antiempañamiento: con la ayuda de una gamuza especial de limpieza evita que las lentes se empañen tanto.

 

f) Estándar

 

Endurecido: una capa a base de polisiloxanos, depositada en la superficie de las lentes orgánicas, hace que tenga una dureza muy superior que sin tratamiento. Aún así, no vuelve las lentes irrallables.

 

Color: las lentes con diferentes grados de absorción de la luz han sido utilizadas por motivos de protección solar o estética. Según el grado de transmisión de la luz se clasifican:

Existen tres grandes categorías:

 

a) Solar: uniformes, degradados, espejados, espejos flash en cualquier color e intensidad

 

b) Fotocromático: oscurecen muy rápidamente en el exterior (reaccionan a la luz ultravioleta) y se aclaran poco a poco. Su respuesta se puede ver influida por la temperatura ambiente.

 

En cristales orgánicos, es una capa que se coloca entre la lente y una capa protectora en el exterior. No es propiamente un tratamiento en lentes minerales, ya que es masivo. En lentes minerales, son haluros de bromo, cloro o flúor las moléculas responsables del cambio de color. En orgánicas, oxazinas y naftopirans.

 

c) Polarizados: la luz es una onda electromagnética que vibra en todas direcciones. Cuando la luz del sol incidente en una superficie (mar, nieve, carretera, ...) es reflejada, la parte que vibra en sentido horizontal aumenta y produce deslumbramiento. Las lentes polarizadas son opacas a las ondas horizontales, dejando pasar el resto de la luz. El efecto producido es una visión más nítida y contrastada, sin deslumbramiento.